Parroquia San Pedro en La Patriota celebra fiestas patronales
Parroquia San Pedro en La Patriota celebra fiestas patronales

Parroquia San Pedro en La Patriota celebra fiestas patronales

Monseñor Rolando José Alvarez Lagos, Obispo de la Diócesis de Matagalpa y Administrador Apostólico de la Diócesis de Estelí, visitó el Programa martes 28 de junio, la parroquia San Pedro en La Patriota, situada en las montañas de  Matiguás, para celebrar sus festividades patronales.

En la entrada de la comunidad el Obispo fue recibido entre cantos y aplausos, seguidamente peregrinó con los fieles hasta llegar a la sede parroquial donde felicitó al padre Winston Martínez, párroco, por los trabajos de embellecimiento del templo y casa cural que junto a la comunidad parroquial va realizando.

Homilía:

En su mensaje recordó que aunque la Iglesia es conformada por pecadores, las puertas del infierno no prevalecerán contra ella, porque aunque ha sido tratada como una ramera, como una mujer que se debe apedrear, en medio de todas las tempestades la Iglesia se sostiene, porque ella tiene su origen divino, sobrenatural.

“Cualquier institución humana conformada por nosotros pecadores hace tiempo ya hubiese desaparecido, pero no ha desaparecido porque es Cristo quien la sostiene”, indicó.

Puedes leer: Matagalpa: Comerciantes esperan que el día del padre dinamice las ventas

En este punto dijo que tras 2000 años de la Iglesia, todo católico debe saber en lo más profundo de su corazón que “nosotros no pertenecemos a una institución humana sino divina y contra Dios nadie puede. Eso es lo que celebramos el día de San Pedro, el día de la Iglesia, Cristo que jamás deja a su Iglesia, pertenecemos a la Iglesia que es de Cristo y Cristo jamás abandona a su Iglesia y es el pedernal, la piedra donde nadie se tropieza. Tu eres piedra y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella”.

“A esta Iglesia es a la que servimos, es a la que le damos nuestra vida todos los días”, indicó.

Al referirse a los Confirmados les pidió a los padrinos que le regalen a sus ahijados una imagen de San Pedro, para que los muchachos la “coloquen en un lugar bello de la casa, la que deben andar en todo lugar, donde vivan, crecen se casan, ahí la llevan, crecen se hacen sacerdote ahí va la imagen, crecen y se hacen religiosas, ahí va la imagen, todos los días deben ir a verla y siempre al verla deben recordarse que pertenecen a la Iglesia de Cristo, día y noche en tiempos buenos y triste, siempre deben recordarse que pertenecen a la única Iglesia de Cristo”, sugirió.

Redacción y fotografías: Manuel Antonio Obando Cortedano.

Diócesis Media.

Deja una respuesta