Monseñor Rolando Alvarez: “En Nicaragua necesitamos un encuentro libre y generoso de todos”
Monseñor Rolando Alvarez: “En Nicaragua necesitamos un encuentro libre y generoso de todos”

Monseñor Rolando Alvarez: “En Nicaragua necesitamos un encuentro libre y generoso de todos”

“En Nicaragua necesitamos un encuentro libre y generoso de todos, con nuestras propias y necesarias diferencias, incluso con nuestras contradicciones. No pensamos igual, ni uniformemente. No puede haber un pensamiento único. No es lo correcto”, dijo Monseñor Rolando José Alvarez Lagos, Obispo de la Diócesis de Matagalpa y Administrador de la Diócesis de Estelí, durante la santa Misa que presidió el domingo 10 de octubre 2021 en la Iglesia Catedral San Pedro Apóstol de Matagalpa.

En comunión con el Papa Francisco en apertura del Sínodo:

El Obispo manifestó su adhesión al Santo Padre Francisco en el inicio del Sínodo sobre la Sinodalidad, que hoy el Pontífice ha inaugurado en la Santa Sede para toda la Iglesia universal, y que el próximo domingo será iniciado en cada Diócesis del mundo, con las Misas solemnes que presidirá cada Obispo desde su Catedral.

Puedes leer: Seminaristas se consagraron al Inmaculado Corazón de María

En este sentido Monseñor Alvarez explicó que la Diócesis de Matagalpa también vive su proceso de preparación para el segundo Sínodo Diocesano que será convocado el próximo 19 de diciembre, en la celebración de los 97 años de erección canónica de la Diócesis y cuyo camino conduce al 2024 donde se celebrará el centenario.

Homilía:

“Lo nuestro no es una lucha de clases, sino un encuentro de clases. No se trata de acabar con unos a costa de otros. En Nicaragua necesitamos un encuentro libre y generoso de todos, con nuestras propias y necesarias diferencias, incluso con nuestras contradicciones. No pensamos igual, ni uniformemente. No puede haber un pensamiento único. No es lo correcto.

En Nicaragua necesitamos un encuentro libre y generoso de todos

En la diversidad está la riqueza. Incluso, en el antagonismo, se puede encontrar, si hay respeto a los demás y sus ideas, que deberían ser debatidas con altura y dignidad, la riqueza más insondable, que es la de poder construir la historia, en justicia y en paz. Sólo así una sociedad tiene futuro. Nosotros pondremos nuestra parte. Sigamos aportando nuestro granito de mostaza porque todos los hombres somos hermanos. Y recordemos que “el respeto al derecho ajeno, es la Paz”.

Redacción y fotografías: Manuel Antonio Obando Cortedano.

Deja una respuesta